¿Te sientes rara tras el parto? Tranquila es el post-parto

Una vez en casa con nuestro bebe empezamos a notar emociones extrañas; tratando de sobreponernos pensamos en nuestro bebe, pero es evidente que nos sentimos felices y de pronto otra vez tristes o estresadas. ¿Estamos enfermas? Pues No! Estamos pasando por la conocida etapa del Post-parto. Y es que no solo cambiamos físicamente, sino que también sufrimos cambios emocionales.

¿Qué cambios físicos atravieso en el post parto?

1.-  Después de 1 mes o 1 mes y medio puedes seguir sintiendo esa sensación de embarazada debido a que los músculos del abdomen se estiraron al momento del parto

2.- Puedes quedar con unos kilos demás. Esta vez tomará un poco más de tiempo  y trabajo bajarlo, pero tranquila! Sí lo podemos lograr!

3.- Los flujos abundantes y las pocas ganas de orinar son normales en esta etapa. No te preocupes, no es nada grave. Con el tiempo se regularizará.

4.- El cabello tiende a debilitarse y por lo tanto puede que se nos caiga en mayor cantidad, pero  alimentándonos bien y dándole un poco más de cuidado, podemos fortalecerlo!

¿Qué cambios emocionales se dan después del parto?

1.- Atravesamos la melancolía del post-parto debido a que nuestras hormonas sufren fuertes cambios.

2.- Nos llegamos a sentir con mucha responsabilidad por la llegada del bebé.

3.- Nos cuesta acostumbrarnos a la nueva vida como mamás.

4.- Necesitamos sentirnos apoyadas.

Un tema que nos tortura muchísimo en el post-parto es ver que ya no podemos usar la misma ropa de antes y que tal vez hemos subido 2 tallas en el jean o que esa casaca que realzaba nuestra figura, ahora apenas nos cierra! No te desesperes, es sólo una etapa y suele sucedernos a la mayoría de las mujeres.

Lo normal es tener unos 9 hasta 15 kilos extras, pero a veces pecamos de antojitos y subimos más.  ¿Qué necesitamos? paciencia y buen humor!  Los kilos por bajar no desaparecerán ni en una ni en 2 semanas, sino que será progresivo. No nos desesperemos porque podemos provocar ansiedad y tener más ganas de comer.

Ir a una nutricionista en busca de una dieta saludable es lo ideal.  No es saludable seguir dietas rigurosas porque ahora somos madres y además damos de lactar.  Al seguirlas podemos perjudicar nuestra salud y la de nuestro pequeño, recuerda que ahora eres madre y más que concentrarnos en recuperar el cuerpo de antes, debemos disfrutar de la nueva experiencia de ser mamá.   Así seas madre por primera o cuarta vez, cada hijo es diferente y cada uno nos regala experiencias para toda la vida.

Ser madre ya es una belleza natural de la vida, disfrutémoslo plenamente!

Deja un comentario