Alerta: ¿Mi niño con sobrepeso?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), en los países en desarrollo, la prevalencia de sobrepeso y obesidad infantil entre los niños en edad preescolar supera el 30%.

En ese sentido, solo en el 2017 se habían registrado 42 millones de niños con obesidad y se calcula que el número de lactantes y niños pequeños con este problema aumentará a 70 millones para 2025.

Por ello es recomendable identificar si nuestros hijos están dentro de las estadísticas, y más aún hay que considerar prevenir este problema. Aquí les contamos algunas formas de identificar la obesidad y sobrepeso:

  1. Percentiles: Los percentiles es uno de los métodos más usados en los niños, estos permiten determinar cuál es el peso de nuestros hijos en relación a otros niños de su edad, así por ejemplo, si nuestros hijos tienen un percentil de 60, significa que hay 60 niños que pesan menos que nuestro peque y 40 que pesan más.

Para mayor información pueden calcular el percentil de sus peques aquí:

  1. Índice de masa corporal (IMC): Este índice mide el nivel de grasa normal en el cuerpo, es recomendado más para adultos, pero sirve como un referente también en los niños.
  1. Consulta médica: Para estar completamente seguros si nuestros hijos tienen sobre peso o no, podemos consultar con su pediatra o endocrino y de ser necesario él hará algunos exámenes.

¿Cómo podemos prevenir la obesidad?

  • Comer vegetales: Los médicos recomiendan consumir vegetales crudos como zanahorias y apio.
  • Comer frutas: Los niños necesitan una alimentación balanceada y las frutas son muy buenas en su día a día. Manzanas, duraznos, peras y otras de estación van perfecto.
  • Consumir grasas saludables: Las nueces y paltas poseen grasas insaturadas, ideales para los peques.
  • Evitar el sedentarismo: Es recomendable reducir el tiempo que pasan los niños sentados mirando televisión o haciendo otras actividades, mejor promovamos los deportes, salgamos a caminar, a correr en el parque, juguemos con pelotas, sogas. Dejemos volar nuestra imaginación y empecemos a movernos.

Siempre hemos escuchado que es mejor prevenir que lamentar, recordemos que la obesidad puede ocasionar otras enfermedades en los niños como diabetes, así que pongámonos manos a la obra.

Para una asesoría más personalizada y de acuerdo a cada paciente, en la Clínica encontrarás al mejor Staff en Nutrición que te asesorará en todo lo que necesites para mejorar tu salud según tu diagnóstico.

Deja un comentario